Desde que sé que por fin me voy a ir de Francia con destino Perú paso la mayoría de mi tiempo buscando información a través de Internet que me podría resultar útil para mi viaje: con que compañía de avión debería, que debo poner en mis maletas, que ropa debería llevar, cuantas vacunas debería ponerme… Fue todo tan rápido que apenas puedo asimilar que todo lo que está sucediendo sea real, solo tengo dos meses para prepararme. Mi viaje con destino a Chiclayo comenzara a principios de octubre, donde me reuniré con mi novio, que lleva desde primeros de septiembre en Perú.

Les voy a contar algunas de las cosas que pude leer a propósito de la ciudad de Chiclayo: se sitúa en la costa oeste de Perú, a 700 km al norte de la capital Lima. Es una de las ciudades más grandes del país situado muy cerca de Ecuador. Nunca hace menos de 15°C. Les podré contar algo más de esta ciudad cuando este instalada allí y la haya visto con mis propios ojos. Estoy ansiosa por viajar por todo el país y el continente, descubrir diferentes culturas y visitar los lugares más famosos que no son pocos. Sin embargo, siento un poco de aprehensión, es la primera vez que me voy tan lejos y durante tanto tiempo, sin conocer demasiado acerca de este país. Mis amigos que viajaron allí y las personas que me dieron consejos a través de internet, me advirtieron de los peligros que podría encontrar en este país:  los ladrones, los taxis falsos y los riesgos si bebo agua del grifo.

Gracias a la información que pude obtener, sé más o menos lo que tengo que poner en mi maleta (ropa formal para mi trabajo, para excursiones, medicamentos contra la malaria) y en la maleta que voy a poner en el avión (ropa para cambiarme, cosas para mantenerme ocupada durante un viaje tan largo, tapones para dormir en paz, un cuaderno y un bolígrafo para escribir mis emociones). Me puse también en contacto con el centro de vacunación de mi ciudad para ponerme seis vacunas (aparentemente ninguna es obligatoria prefiero tomar precauciones para no caer enferma): fiebre amarilla, hepatitis A y B, rabia, tifoidea y tétanos.

Para tener más informaciones sobre la ciudad intenté ponerme en contacto con peruanos nativos de Chiclayo, publiqué un mensaje en un grupo Facebook para obtener más información sobre la ciudad. Por donde sale la gente de mi edad, si había talleres de fotografía, cocina y donde podría buscar un piso o tener información para poder compartir uno con otras personas. Desde que publiqué este mensaje recibí más de 10 solicitudes de personas que querían ser mis “amigos” y mensajes de hombres más o menos explícitos que pensaban que iba a llegar sola. Tuve un montón de mensajes de carácter lascivo y machistas de mi punto de vista como francesa: “te puedo ayudar guapa, mi reina”, “te puedo esperar en el aeropuerto”, “mejor hubieras dicho que estás buscando sexo y nada más”, “tienes Whatsapp ?”, “se practica mucho el sexo en Francia ? En Perú está horrible” y otros mensajes adorables. No, gracias.

No pensaba que me iba a encontrar este tipo de mentalidad con una mujer. Pero bueno, una se encuentra con este tipo de comportamientos en todas las ciudades del mundo (lo que es verdaderamente triste), intentare no tener en cuenta o despreciar este tipo de actitudes. Afortunadamente recibí mensajes de buenas personas que me ayudaron verdaderamente y que espero poder encontrar cuando llegue.

Ahora sé un poco más sobre el país y esta ciudad como para poder decidir lo que tengo que hacer y lo que no tengo que hacer como chica europea que acaba de llegar. La mayoría de las personas que me escribieron me dijeron que no debería confiar en nadie. Hay personas que tienen buenas intenciones, pero como en todos los lugares hay personas que no son buenas.